miércoles, 2 de agosto de 2017

TERCERA PARTE

Sintaxis

La sintaxis es la parte de la gramática que estudia la manera como se combinan y ordenan las palabras para formar oraciones. La unidad de estudio de la sintaxis es la oración.
Dentro de la oración, las palabras adquieren un significado preciso y cumplen una función sintáctica determinada:
Ejemplos:
- Se lastimó la muñeca izquierda mientras jugaba a la pelota.
La muñeca que le regalé a mi hija cierra los ojos.

Aisladamente la palabra muñeca tiene varias acepciones, pero cada oración sólo toma una de ellas:
Además esta misma palabra cumple una función distinta, en la primera oración es objeto directo y  en la segunda oración es sujeto.

                                                          Frase

Existen expresiones que no siempre llegan a constituir una oración, porque les falta la presencia de un verbo, de algo que no posean un sentido completo; estas construcciones se llaman “frases.”
Ejemplos:
Una mañana de septiembre.
La bicicleta verde de mi padre.
Con mucha simpatía.
- Por si acaso.
De vez en cuando.

                                                        Oraciones 

La oración, expresa un sentido completo y está constituida por sujeto y predicado. El sujeto es de quien se habla en la oración. El predicado es lo que se dice sobre el sujeto.
Ejemplos:
Los astronautas llegaran a la tierra el próximo martes.
Los avestruces corren a gran velocidad.
El progreso técnico ha creado peligros ecológicos.
El sujeto y el predicado de las oraciones anteriores son:

Sujeto                                                Predicado
Los astronautas                     Llegaran a la luna el próximo martes.
Los avestruces                      Corren a gran velocidad.
El progreso técnico                Ha creado peligros ecológicos.

Las oraciones que están constituidas por sujeto y predicado se llaman bimembres. La oración también recibe en nombre de enunciado.
Existen expresiones que equivalen a una oración, pero en las cuales no es posible distinguir el sujeto y el predicado; es el caso de las interjecciones, los saludos, las despedidas y las oraciones formadas por verbos meteorológicos. A este tipo de oraciones se les llama uni-membres. Porque constituyen una unidad indivisible.
Ejemplos:
¡Madre mía!
¡Hola!
-¡Adiós!
                                                   El sujeto

El sujeto es de quien se habla en la oración; el sujeto, realiza la acción del verbo. Se puede identificar con las preguntas ¿quién o qué realiza la acción? o ¿de qué o de quién se habla?
Ejemplos
La silueta de la muchacha se reflejó en el espejo.
Las hormigas trabajan afanosamente.
El viento y  la lluvia golpeaban las ventanas.

Otra manera de reconocer los sujetos, es que siempre concuerdan en número (singular o plural) con el verbo.
Ejemplos:
Los gatos prefieren la carne cruda.                                    (Plural)
El pintor de acuarela regalo todos sus cuadros.               (Singular)
Le preocupaba la guerra.                                                    (Singular)

El sujeto puede encontrarse al principio, en medio o al final de la oración.
Ejemplos:
Las primas de Silvestre piensan viajar disfrazadas.
Mañana nosotros prepararemos una cena al estilo italiano.
Comenzarán a trabajar todos los amigos de Leopoldo.

El sujeto puede estar constituido por:

1) Un pronombre o un sustantivo con o sin modificadores, es decir, por un sintagma nominal.
Ejemplos:
Tú entenderás las llamadas.
En ese momento todos levantaron la mano.
Ellas controlaban la situación.

2) Una oración.
Ejemplos:
El que llegue primero enfrentara esa dificultad.
Atenuar el dolor es el objetivo de todos.
Me indigna que exista todavía la pena de muerte.

En ocasiones, el sujeto puede omitirse; en estos casos se dice que es morfológico y se reconoce por la desinencia del verbo; también se llama sujeto tácito.
Ejemplos:
Olvidamos el asador en el bosque.                   (Sujeto: nosotros-as)
Se cansó muy pronto de sus impertinencias.    (Sujeto: él, ella o usted)
Corté unas naranjas agrias.                               (Sujetoyo)

                                                      Clases de sujeto

1) Sujeto expreso u omitido

-    Sujeto expreso: es aquel sujeto que aparece escrito en oración.
     Ejemplo:
     Juan comió fruta.

-    Sujeto No expreso o tácito: es aquel que No aparece escrito en la
     oración.
     Ejemplo:
     Comió fruta.

-    Sujeto Omitido: es aquel que No aparece escrito en la oración y se saca                                                        por la terminación verbal.
      Ejemplo:
      (Él o ella) comió fruta.

2)  Sujeto simple o compuesto

-     Sujeto simple: es aquel sujeto  que tiene un solo Núcleo.
       Ejemplo:
       * Juan comió fruta.

-      Sujeto compuesto: es aquel sujeto que tiene dos o más Núcleos.
       Ejemplo:
       * Juan Pedro comieron fruta.

3) Sujeto complejo e incomplejo:

-    Sujeto complejo: es aquel sujeto que tiene determinantes, ya sean directas o indirectas.
     Ejemplo:
     * Los niños de Juan comieron fruta.

-    Sujeto incomplejo: es aquel sujeto que No tiene determinantes directas o indirectas.
      Ejemplo:
      Juan comió fruta.

4) Sujeto agente o paciente:

-    Sujeto agente: es aquel sujeto que realiza la acción expresada por el verbo conjugado de la oración.
      Ejemplo:
      Juan comió fruta.
      * Los niños de Juan comieron fruta.            

-    Sujeto paciente: es aquel sujeto que recibe la acción expresada por el    verbo conjugado de la oración.
      Ejemplos:
      La fruta es comida por Juan.
      * La fruta es comida por los niños de Juan.

Núcleo y modificadores o determinantes del sujeto

Todo sujeto explícito que sea sintagma nominal tiene un núcleo que puede estar acompañado de modificadores.
Ejemplo:
La misteriosa caja de música encantó a la familia.

La palabra más importante es el sustantivo caja; concuerda en número con el verbo y es la palabra imprescindible; si se suprime, la oración pierde sentido:
la misteriosa de música encantó a la familia. El núcleo del sujeto siempre es un sustantivo, un pronombre  o una palabra sustantivada.
Ejemplos:
* Me gustan los postres de frutas.                (Núcleo: sustantivo)
Ellas pensaron en ti.                                     (Núcleo: pronombre)
El ayer le traía falsos recuerdos.                  (Núcleo: adverbio sustantivo)

Es posible que en el sujeto aparezcan dos o más núcleos.
Ejemplos:
El escritor y el crítico literario se reunieron en una cafetería.
* Continuaron firmes la oscuridad, el silencio y la llovizna.
Tú y yo padeceremos las consecuencias.

El núcleo del sujeto puede estar acompañado por modificadores directos e indirectos.

1) Modificadores directos o determinantes. Acompañan al nombre para agregar algo a su significado o para precisarlo; deben concordar con el género y número. Esta función la desempeñan el artículo y el adjetivo.
Ejemplos:
Los espejos reflejan la imagen.
Un leve temblor lo delataba.
Una ligera brisa marítima refrescaba el ambiente.

Es posible encontrar sintagmas adjetivos formados por un adjetivo y un adverbio, el cual,  puede tener como modificador a otro adverbio. En estos casos, todo sintagma adjetivo cumple la función de modificador directo.
Ejemplos
Una avenida muy amplia atravesaba la ciudad.
Dos hombres terriblemente crueles se burlaban de los animales en el zoológico.
* El sobre lo trajo un mensajero bien vestido.

2) Modificadores indirectos o determinantes: Son sintagmas prepositivos o preposicionales que modifican el núcleo del sujeto. Se introducen mediante una preposición; también se llaman complementos adnominales.
Ejemplos:
La casa de mi niñez ya no existe.
El estudio de los astros empezó hace mucho tiempo.
Una mujer con larga melena toco a mi puerta.

Los modificadores indirectos están constituidos por una preposición y un sintagma que funciona como complemento de la preposición y recibe el nombre de término.
Ejemplos:
Los dulces de México son exquisitos.
El aullido de los lobos hambrientos nos despertó.

Su estructura es compleja si dentro tiene otro modificador indirecto.
Ejemplos:
* Los vidrios de las grandes ventanas del edificio se estremecieron por el impacto.
* El cielo con  nubes de color gris parecía amenazante.

Existe otro tipo de complemento de los nombres que se llama aposición; es un sintagma nominal que se caracteriza por escribirse entre comas y por ser intercambiable con el núcleo del sujeto.
Ejemplos:
Jorge, mi hermano, practican varios deportes.
Los dos estudiantes de mi curso, Rolando y José trajeron un instrumento extraño.
Simón Bolívar, el libertador, nació en Caracas.

El Predicado

El predicado es la parte de la oración que expresa la acción que realiza el sujeto, es decir, es todo lo que se dice del sujeto. Está formado por un verbo y sus complementos.
Ejemplos:
* Los asistentes del medico guardaron silencio durante la operación.
Por la mañana circuló la noticia sobre el secuestro.
* Los fuegos artificiales estallaran a la hora exacta.

El verbo puede aparecer sin complementos y construir, por si solo, un predicado.
Ejemplos:
* Unos desconocidos cantaban.
Cociné.
* Ustedes van  a descansar.

El predicado puede estar al principio o al final de la oración; también puede encontrarse dividido, porque el sujeto se ha colocado en medio.
Ejemplos:
Apareció en la mirada del científico un destello de malicia.
* Un destello de la malicia apareció en la mirada del científico.
* Apareció un destello de malicia en la mirada del científico.

Núcleo del predicado 

El núcleo del predicado siempre es un verbo, simple o perifrástico; es la palabra más importante y concuerda en número y persona con el núcleo del sujeto.
Ejemplos:
* La familia de mis primos no asistió al funeral.
* Sara nunca ha visto un eclipse.
* El lunes yo voy a preparar una comida tailandesa.

La concordancia del núcleo del predicado con el sujeto permite reconocer éste en las oraciones, sobre todo, en aquellas en las que el sujeto no es agente de la acción verbal.
Ejemplos:
Te enferma la miseria.
* A Sonia le repugnaban los reptiles.
* Se dañaron las tuberías.

En los ejemplos anteriores, los sujetos son: la miseria, los reptiles y las tuberías, puesto que de ellos se habla en las oraciones y concuerdan con los verbos, aunque ninguno sea agente de la acción.

Predicado verbal y predicado nominal

El predicado verbal es aquel que tiene como núcleo un verbo con significado pleno: es decir, puede predicar o dar información. Casi todos los verbos son de este tipo.
Ejemplos:
Quemar              mirar                     sospechar             salir.
Hervir                 pensar                   volver                    arreglar.
Trabajar             reír                        sacar                     explicar.
Escribir              vivir                       decidir                    calzar.
Pegar                dormir                    protestar                regar.
Intentar             cruzar                    votar                       ocultar.

El predicado nominal se construye con verbos copulativos, los cuales no tienen un significado pleno; se acompañan de un adjetivo, un sustantivo o una oración, estos aportan la información del predicado. En estas oraciones el verbo sólo cumple la función de enlazar el sujeto con el predicado, de ahí que reciba el nombre de copulativo. Los verbos copulativos más comunes son: ser, estar, parecer semejar.
Los verbos anteriores indican cómo es cómo está el sujeto.
Ejemplos:
* Él es el doctor.
* Algunos detalles son  caóticos.
* Su rostro estaba triste.

Es frecuente encontrar verbos  plenos funcionando como copulativos; en ese caso necesitan apoyarse en un adjetivo, el cual modifica al sujeto y, generalmente, concuerda en género y número con él.
Ejemplos:
* Eva permaneció quieta.
* Julio caminaba distraído.
* Todas las empleadas llegaron preocupadas.


Complementos del núcleo del predicado

La estructura del predicado está formada por el verbo que funciona como núcleo y por sus complementos.
Los complementos del verbo son: objeto complemento directoobjeto complemento indirectocomplemento circunstancialpredicativo atributo complemento agente.

Objeto  complemento directo:
El complemento directo se refiere a la persona, animal o cosa que recibe directamente la acción del verbo; también como paciente, dado que es el que resulta afectado o modificado por la acción del verbo. Se presenta con verbos transitivos.
Ejemplos:
* Mi hermano construyó un helicóptero de madera.
* El enfermo abandonó su rutina alimentaría.
* Todos asumieron su destino trágico con entereza.

El complemento directo puede estar formado por:

1) Un pronombre : me, te, se, lo, la, los, las, nos, os, todo, algo.
Ejemplos:
Me asaltaron anoche.
Te trajeron a la fuerza.
* Mi sobrino se cubre con una manta.

2) Un sintagma  nominal, constituido por un sustantivo con o sin modificadores.
Ejemplos:
* Esa canción transmitía alegría.
* Una sombra cubre mis ojos.
* Ella extendió sus largos y blancos brazos.

3) Un sintagma preposicional introducido por la preposición a.
Sólo se usa cuando el objeto se refiere a personas o seres personificados o singularizados,
Ejemplos:
* Visité a mi prima.
* Buscaban a los estudiantes.
* Encontramos al perro.

4) Una oración.
Ejemplos:
* Pidió que todos escribieran una carta.
* Marcos pensaba que tenía mucho dinero.
* Hizo lo que pudo.
Existen tres procedimientos para reconocer el complemento directo:

1) Con la pregunta ¿qué es lo?
Ejemplos:
Todos denunciaron el crimen.     ¿Qué es lo denunciado? El crimen.
Él oía los acordes de la música. ¿Qué es lo oído? Los acordes.
Javier adopto a un niño. ¿Qué es lo adoptado? Un niño.

2) Mediante la sustitución del complemento directo por los pronombres: lo,
lalos, las.
Ejemplos:
El medico atendió a su paciente.                    El medico lo atendió.
* El perro se comió la pierna de pollo.                    El perro se la comió.
* El abuelo añoraba los viejos tiempos.   El abuelo los añoraba.

Estos pronombres se refieren al objeto directo y por ello deben concordar con él género y número. Cuando se colocan antes del verbo se llaman proclíticos: cuando se posponen y se adjuntan se llaman enclíticos.
Ejemplos:
Los compadecieron por su mala suerte.
* Necesita dinero para comprarla.
* Por la tarde voy a verlas en la biblioteca.

Cuando el objeto directo se antepone a los demás elementos oracionales, se repite mediante un pronombre, nunca en otros casos.
Ejemplos:
A mis estudiantes no los he convencido de mi teoría.
Las tareas de reconstrucción las atiende un arquitecto.

3) Mediante el cambio de la oración a voz pasiva, en la que el complemento directo pasa a ser sujeto.
Voz activa                                                  Voz pasiva
Luis recogió la basura.                      La basura fue recogida por Luis.
La base naval solicita un buzo.         Un buzo es solicitado por la base naval.
Marisa examinó la grieta.                  La grieta fue examinada por Marisa.

- Objeto complemento indirecto:
El complemento indirecto es la persona animal o cosa que recibe indirectamente la acción del verbo; es el beneficio o perjudicado por la acción. Siempre que se una al verbo mediante la preposición a y, en algunas ocasiones, acepta la preposición para. Es muy frecuente que un pronombre repita el complemento indirecto en una oración.
Ejemplos:
* Armando les dio una sorpresa a sus socios.
* No le cuentes todo a Raquel.
A Lidia le demostraron una gratitud exagerada.

El complemento indirecto está constituido por:

1) Un sintagma prepositivo:
Ejemplos:
* Carmela pidió las copias a Rocío.
* La feria proporcionó beneficios para todos nosotros.

2) Un pronombre: me, nos, te, os, se, le, les.
Ejemplos:
Les impusieron uniformes.
Te lo prometieron ayer.

3) Una oración:
Ejemplos:
* Exigió silencio a quienes estaban cerca.
* Paco presentó su libro a los que no creían en él.

Existen dos procedimientos para reconocer el complemento indirecto:

1) Mediante la pregunta¿a quién o para quién?
Ejemplos:
* Entregó la carta a su dueño. ¿A quién lo entregó? A su dueño.
* Aplicó el examen a todos. ¿A quién lo aplicó? A todos.

2) Mediante la sustitución por los pronombres le les.
Ejemplos:
* Pidió a los extranjeros una identificación. Les pidió una identificación.
* Prometieron ayuda al campesinoLe prometieron ayuda.

Solo es posible la sustitución por estos pronombres cuando el complemento indirecto corresponde a la tercera persona.

Complemento circunstancial:
Expresa la manera, el tiempo, el lugar y además circunstancias en la que se realiza la acción del verbo.
Ejemplos:
* Víctor vive cerca.
En la madrugada la señora entró a la habitación.
* Joaquina miró fijamente a Ignacio con expresión de desaliento.

El complemento circunstancial puede estar formado por:

1) Un adverbioun sintagma adverbial una locución adverbial.
Ejemplos:
* El sol nunca girará alrededor de la tierra.
Quizá se produzca hoy lo esperado.
* Llovió muy fuertemente.

2) Un sintagma prepositivo preposicional:
Ejemplos:
* Se comporta de una forma extraña.
* Habla con mucha seguridad.
* Llegarán a otro planeta.

3) Un sintagma nominal:
Ejemplos:
* Se paseaba todos los fines de semana.
Algunas veces llegan las ballenas.
Esta tarde comenzará un diluvio.

4) Una oración:
Ejemplos:
* Los deportistas utilizaban el parque para realizar sus ejercicios matutinos.
Antes de que se descubriera América, los europeos no conocían las papas.
Cuando despertó, la película ya había terminado.

Las múltiples circunstancias en las que se realiza la acción del verbo pueden ser de:

1) Modo. Se refiere a la manera como se realiza la acción; responden a la pregunta ¿Cómo?
Ejemplos:
* Lo estudiaremos con detenimiento.
* Abrió la puerta cautelosamente.
* Lo hizo como le enseñaron.

2) Tiempo. Expresan el momento en el cual se lleva a cabo la acción; responden a la pregunta ¿Cuándo?
Ejemplos:
* Llegará en el momento menos esperado.
Mañana aparecerá su nombre en los periódicos.
El mes entrante sostendré un debate.

3) Lugar. Indican el sitio, espacio o lugar donde se realiza la acción; responden a la pregunta ¿Dónde?
Ejemplos:
* Dora se sentó junto a la estufa.
Ahí venía él.
* Paseó la mirada por donde estaban unos mendigos.

4) Cantidad. En general, sólo se emplean adverbios que indican medida, puesto que denotan cantidad; responden a la pregunta ¿Cuánto?
Ejemplos:
* Comió bastante.
* A veces escribía mucho.
* Pidió más.

Los adjetivos numerales no se emplean para formar complementos circunstanciales de cantidad; en expresiones como compré cinco sillas, el adjetivo cinco se refiere al sustantivo sillas y, junto con él formó el objeto directo.

5) Instrumento. Aluden al objeto con el cual se realiza la acción; responden a la pregunta ¿Con qué?
Ejemplos:
* Golpeó la mesa con el vaso.
* Recortó las imágenes con unas pequeñas tijeras.
* Amaestró al halcón con un método desconocido.

6) Compañía. Señalan ¿con quién o con quiénes? Se realiza la acción.
Ejemplos:
* Isabel se fue al puerto con sus dos perros.
* Alfonsina quería ir a los llanos con nosotros.
* Bailó conmigo.

7) Tema. Se presentan con verbos que aluden a las acciones de leerhablarescribirconversarpensar; expresan el asunto, argumento o tema sobre el que tratan dichos verbos; responden a la pregunta ¿Sobre qué?
Ejemplos:
* No se cansaba de hablar sobre la eternidad.
* La conferencia giró en torno a la medicina homeopática.
* Conversaron sobre aparecidos durante toda la noche.

8) Causa. Manifiestan las razones o los motivos por los que se realiza la acción; responden a la pregunta ¿Por qué?
Ejemplos:
* No fue a la guerra por miedo.
* Adelgazó debido a la mala  alimentación.
* No vendió sus cuadros porque estaban muy mal hechos

9) Finalidad. Expresan el objetivo o propósito que se persigue con el cumplimiento de la acción verbal; responden a la pregunta ¿Para qué?
Ejemplos:
* El caballo empezó a saltar por el establo para encontrar una salida.
* Se oculto en el almacén con el fin de esquivar a sus acreedores.
* Da limosna para tranquilizar su conciencia.
  
10) Duda. Expresan incertidumbre.
Ejemplos:
Quizá encuentre un sentido distinto a esas acciones.
Tal vez podamos recuperar el terreno perdido.
¿Acaso es falsa tu humildad?

11) Agente. Este complemento aparece solamente en las oraciones en voz pasiva y designa el agente de la acción verbal; a pesar de referirse a quien realiza la acción, no es el sujeto. Se introduce por la preposición por. ¿Por quién por quiénes?
Ejemplos:
* La historia de la humanidad ha sido escrita por unos cuantos.
* Su trayecto fue interrumpido por una fuerte lluvia.
* La segunda estrofa será leída por Manuel.
  
Clasificación de las oraciones

Las oraciones pueden clasificarse de acuerdo con dos criterios básicos:

1) Desde el punto de vista de la actitud del hablante, son: enunciativas (afirmativa o negativa), interrogativasexclamativasimperativasdesiderativas dubitativas.

2) De acuerdo con el tipo de verbo que tengan, son: copulativastransitivasintransitivasreflexivaspasivasrecíprocasimpersonales.

Oraciones desde el punto de vista de la actitud del hablante.

Oraciones enunciativas:
Se llaman declarativas o aseverativas, porque el hablante sólo enuncia un juicio, una idea y una opinión; estas oraciones informan que esta sucediendo, que sucedió en el pasado o que esta por ocurrir.
Pueden ser afirmativas o negativas.
Ejemplos:
* Mañana olvidaremos todas estas ofensas.
* Está fatiga de mirar el mismo personaje.
* No quería que te fijaras en detalles.

Oraciones interrogativas:
Expresan una pregunta sobre algo que el hablante desconoce. En la comunicación oral una pregunta se reconoce por la entonación, pero en la lengua escrita es necesario representarla gráficamente con los signos de interrogación, abierto al principio y cerrado al final.
Ejemplo:
* ¿Cómo puede irritarte algo tan simple?
* ¿Quién se quedará con las cosas que amas?
* ¿Recibiste mi mensaje?

Existen, además, oraciones de este tipo que no se escriben entre signos de interrogación; se llaman oraciones interrogativas indirectas y se reconocen por la presencia de un adverbio o pronombre interrogativo que va acentuado.
Ejemplos:
* No sabía cómo empezar.
* Me pregunto quiénes estarán satisfechos con esa decisión.
* Ignoramos dónde está escondido el tesoro.

Oraciones exclamativas:
Expresan la emoción del hablante, que puede ser de sorpresa, de dolor, de miedo, de alegría o de ira. Se reconocen en el lenguaje oral por la entonación y en la escritura, por la presencia de los signos de admiración, al principio y al final de la oración.
Ejemplos:
* ¡Qué hermosa mañana!
* ¡Bravo!
* ¡Ah, tú siempre improvisando!

Oraciones imperativas:
También reciben el nombre de exhortativas o de mandato; expresan una petición, una orden, un ruego o una súplica.
Ejemplos:
* No fumes en este lugar (mandato u orden).
Sal inmediatamente de aquí (mandato u orden).
* No me abandones en estos momentos difíciles (ruego o súplica).

Oraciones desiderativas:
Con estas oraciones, el hablante expresa el deseo de que ocurra algo sin pedirlo directamente. En general, se construyen con el verbo en modo subjuntivo.
Ejemplos:
* Ojalá sople el viento.
* Que tengas un feliz cumpleaños.
* Quisiera tu suerte y tu dinero.

Oraciones dubitativas:
Expresan la duda que tiene el hablante de que ocurra algo; con estas oraciones no se afirma ningún hecho, sólo se marca la vacilación y, en algunos casos, la posibilidad de que suceda o haya sucedido.
Ejemplos:
* Habrán sido las ocho cuando supe que no volvería.
* Acaso llueva mañana.
* Quizá Laura comience a recuperarse.

Oraciones según el tipo de verbo (Naturaleza del predicado)

Las distintas clases semánticas a las que los verbos pueden pertenecer determinan el tipo de oración. Esta clasificación de verbos, según su significado, está desarrollada en el apartado de Morfología.

Oraciones copulativas:
Son las que se construyen con verbos copulativos (ser, estar, parecer y semejar).
Ejemplos:
* La fiesta fue divertida.
* Los animales del zoológico están asustados.

Oraciones transitivas:
Son las que tienen un verbo transitivo (C.D. en la oración).
Ejemplos:
* Rosita bebe agua.
* Ismael mató un insecto.

Oraciones intransitivas:
Se construyen con verbos intransitivos (Cuando no tiene C.D. la oración).
Ejemplos:
* María estornudó tres veces.
* Tatiana nada muy bien.

Oraciones reflexivas reflejas:
Son oraciones que tienen un verbo reflexivo (Recae la acción del verbo sobre su cuerpo o en parte de él).
Ejemplos:
* Él se admira a sí mismo.
* Ayer te bañaste en el río.

Oraciones recíprocas:
Se construyen con un verbo recíproco (Verbo en plural, porque la acción del verbo es mutua).
Ejemplos:
* Felipe y Vicente se gritaron injurias.
* Madre e hija se besaron cariñosamente.

Oraciones pasivas:
Son las oraciones que tienen el verbo en voz pasiva, ya sea en forma perifrástica refleja.
Ejemplos:
* Se registraron movimientos sísmicos.
* La dieta baja ha sido recomendada por los nutriólogos.

Oraciones impersonales:
Estas oraciones tienen un verbo impersonal (Se refieren siempre a la 3ª. Persona, singular y también a fenómenos atmosféricos, se denominan unipersonales).
Ejemplos:
Se lucha por la democracia.




















La oración gramatical.

Es un grupo de palabras con que expresamos un pensamiento.
Se compone de las partes variables e invariables
Variables: cambian y sufren cambios. Son: sustantivo, adjetivo, pronombre artículo y el verbo.
Invariable: no cambian ni sufren cambios. Son: adverbio, preposición, conjunción, interjección y contracción del artículo.

El artículo.

Palabra que precede al sustantivo para determinarlo y concuerda con él, en género y número.
Clases de artículos:
Definido: señala como cosa conocida al nombre. Son: el, la, lo, los, las.
Ej.: Pedro, tráeme el paraguas.
Indefinido: señala al nombre vagamente. Son: un, una, unas, unos.
Ej.: Jorge, compra un diario en el kiosco de la esquina.


El sustantivo.

Designa personas, animales o cosas.
Accidentes gramaticales: Son el género y el número, pueden formar aumentativo, diminutivo y despectivo.
Género: los sustantivos pueden ser masculinos o femeninos si se refieren a personas o animales.
Número: Los sustantivos pueden estar en singular o plural. Singular se refiere a una persona o animal, el plural, a dos o más.

Aumentativo, diminutivo y despectivo.

Aumentativo: Aumenta el tamaño de los sufijos.
Ej.: Casona.
Diminutivo: Disminuye el tamaño de los sufijos.
Ej.: Dibujito.
Despectivo: Descalifica a la persona, animal o cosa.   Ej.: Gentuza.




Clasificación de los sustantivos.

1.-Propio: Se da a un individuo u objeto para diferenciarlo a los de su especie.
Ej.: Amazonas, un rio de América.

2.-Común: Alude a todos los seres o personas.
Ej.: Los niños juegan muy felices.

Concreto: Representan cosas reales.
Ej.: El hombre  fue creado casi perfecto.

Abstracto: Son los sentimientos o cualidades.
Ej.: La ignorancia abunda en mi amigo.

Primitivos: No se forma de otro sustantivo.
Ej.: Pan – Panes

Derivados: Se forma de uno primitivo, agregando un sufijo.
Ej.: Panadero.

Compuesto: Está formado por dos o más palabras.
Ej.: Anteojos.

Simple: Está formado por una palabra.
Ej.: Azúcar, ojos.

Patronímicos: Apellidos que derivan del nombre del padre.
Ej.: Sancho à Sánchez      ; Gonzalo = González.

Colectivos: Es el que en singular, designa un grupo de algo.
Ej.: El rebaño de ovejas esta en los cerros.










El adjetivo.

Acompaña al sustantivo para determinarlo o calificarlo. Se clasifican en: calificativos y determinativos.
                                      Accidentes gramaticales.

Género: Los adjetivos pueden ser fem. o masc.  Y deben concordar con el sustantivo

Número: Los adjetivos solo pueden ser singulares o plurales.

Grados: Los adjetivos pueden admitir sufijos para expresar grados de tamaño, intensidad, dimensión, etc. Pueden ser comparativos, positivos y superlativos.

Positivo: Enuncia cualidad

Comparativo: Expresa igualdad, inferioridad o superioridad.

Superlativo: Expresa el grado máximo de la cualidad.


                                      Clasificación de los adjetivos.

1.-Calificativos: designan cualidad al sustantivo.
Ej.: grande.

2.-Determinativos: expresan circunstancias de los sustantivos. Los adjetivos determinativos son: Demostrativos, posesivos, indefinidos, numerales.
Demostrativos: señalan situación o el lugar de los seres que se nombran. Son: este, esta, estos, estas, ese, esa, esos, esas, aquel, aquella, aquellas, aquellos.
Ej.: Esta casa algún día será mía
Posesivo: señala el poseedor del sustantivo. Son: mí, mis, mío, mía, tu, tus, tuyo, tuya, su, sus, suyo, suya.
Ej.: Tu perro está muy enfermo.
Indefinidos: acompañan al sustantivo para distinguirlo de otro.
Son: Otra, todos, cierta, semejante, diferentes, diversas, varios, mismas, cualquier, algunos, ninguna, pocas, demasiada.
Ej.: Vi otra película el jueves.
Numerales: Cardinales – ordinales – Múltiplos – Partitivos.
Cardinales: representan el número y se emplean para contar. Son: uno, dos, tres, etc.
Ordinales: Sirven para contar en orden. Son: primero, segundo, tercero, etc.
Partitivos: Señalan alguna parte de un todo.
Múltiplos: indican el número de veces que una cantidad contiene a otra.
El pronombre.
Sustituye al sustantivo y puede evitar la repetición de éste.
Los personales son: Enclíticos, proclíticos, prefijos, recíprocos, morfema de pasividad.
Personales: Representan a la persona. Son: Éste, ésta, esto, ése, ésa, eso, aquel, aquélla, aquello, éstos, éstas, ésos, ésas, aquéllos, aquéllas.
Ej.: De todos los libros, leeré aquel.
Posesivo: Indican al poseedor y la cosa poseída. Son: Mío, mía, nuestro, tuyo, tuya, vuestro, vuestra, suyo, suya, míos, mías, nuestros, nuestras, tuyos, tuyas, vuestros, vuestras, suyos, suyas.
Ej.: Él robó el tuyo y lo chocó.
Relativo: Reemplazan al sustantivo. Son: Que, quien, cual, cuanto, cuanta, quienes, cuales, cuantos, cuantas.
Ej.: El hombre corre, la que explota es ruidosa.
Interrogativo o Exclamativo: Designa a los seres o cosas cuya identidad se desconozca. Son: ¿Qué?, ¿Cuál?, ¿Quién?, ¿cuyo?, ¿Cuánto?, ¿Cuáles?, ¿Quiénes?, ¿cuya?, ¿cuyas?, ¿cuyos?, ¿Cuánta?, ¿Cuántas?, ¿Cuántos?
¡Qué! ¡Quien! ¡Cuánta! ¡Cual! ¡Quienes! ¡Cuánto! ¡Cuantos! ¡Cuantas! ¡Cuales!
Ej.: ¿Quién fue el culpable?
El verbo.
Expresa acciones, actitudes, cambios, etc.
                                          Accidentes gramaticales
Persona y número: Los verbos marcan la persona gramatical que realiza la acción, se singular o plural.
Modo: Se expresa la actitud del hablante frente la que enuncia. Hay tres modos, indicativo, subjuntivo e imperativo.
Indicativo: refiere a hechos reales, ya sea en pasado, presente o futuro.
Subjuntivo: expresa una acción posible, de deseo.
Imperativo: Expresa suplica, mandato o ruego.
Formas no personales: Infinitivo, gerundio, participio.
TIEMPOS :
Simples: presente, Pretérito o pretérito perfecto simple, futuro, ´pretérito imperfecto, condicional.
Compuestos: Antepresente, ante pretérito, ante futuro, ante copretérito, ante pospretérito.
Voz: esta la voz pasiva y la activa
Clasificación de los verbos:
Defectivo: solo se conjugan en algunas formas y carecen de otras. La mayoría solo tiene la tercera persona.
Transitivos: su significado exige la presencia de un agente que realiza la acción y que alguien la reciba.
Ej.: Lleve mi dinero al banco.
Intransitivo: su significado exige la presencia de un agente solamente.
Ej.: Todas las mañanas Lucía corre en ese parque.
Copulativos: No aportan un significado pleno.
Ej.: Tu vanidad es insoportable.
Reflexivos: expresan una acción realizada por el sujeto.
Ej.: Me baño con esencia de flores.
Recíprocos: se utiliza para expresar una acción que realizan dos o más personas.
Ej.: Los enemigos se abrazan en son de paz
Primitivos: no se derivan de otra palabra.
Ej.: lavar
Derivados: se forman a partir de otra palabra.
Ej.: Alumbrar
Simples: Se forma de una palabra.
Ej.: quemar
Compuestos: Se forman de dos o más palabras.
Ej.: Maldecir
Prepositivos: Exigen la presencia de una preposición.
Ej.: Mi tesis consta de cinco capítulos.
Regulares: al conjugarse, no cambia su raíz
Ej.: pagar
Irregulares: Si cambia su raíz.
Ej.: Soy
Impersonales o unipersonales: Se conjugan en tercera persona singular.
Ej.: Llover
Auxiliares: participan en la formación de perífrasis.
Ej.: Habiendo dicho su discurso, se levanto y se fue.
El Adverbio.
Es la palabra que modifica al verbo, a un adjetivo o a otro adverbio.
Clasificación de los adverbios:
1.-Calificativos: Son todos los adverbios derivados de adjetivos.
2.-Determinativos: Es una clase en la que se incluye un número limitado de formas.
Ej.: Trabajamos ahí
De lugar: Señalan el sitio donde se realiza la acción. Son: aquí, allí, lejos, cerca, etc.
De tiempo: Indica el momento. Son: mientras, luego, mañana, etc.
De modo: Es la manera de cómo se realiza la acción. Son: apenas, bien, mal, etc.
De cantidad: Indican la cantidad de la acción. Son: demasiado, mas, poco, etc.
De duda: Señalan posibilidad, deseo. Son: quizá, tal vez, acaso.
De negación: Niegan al verbo. Son: No, nunca, jamás.
De afirmación: Confirman al verbo. Son: Si, siempre, etc.
                                     Modos adverbiales
Son dos o más vocablos que desempeñan la función de adverbios.
Ej.: A sabiendas, a la buena de Dios, a tontas y a locas, ipso facto, de prisa y corriendo,etc.

Preposición.
Es una partícula que relaciona dos términos, de los cuales el segundo es complemento del primero. Son: A, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, según, sin, so, sobre, tras.
La  Conjunción.
Sirven para relacionar palabras y oraciones.
Copulativa: Unen análogos. Son: y, e, ni, que.
Disyuntiva: Expresan diferencia. Son: o, u, ya, bien.
Adversativa: Expresa oposiciones entre los elementos que unen. Son: sino, sin embargo, no obstante, etc.
Consecutiva: Expresa continuación. Son: luego, pues, con que, así, etc.
Condicional: Expresan condición de salvedad para que verifique algo. Son: si, como, cuando, con tal que, etc.
Finales: Denotan fin. Son: porque, para que, a fin de que, etc.
Continuativas: Denotan que se continua a confirmar lo dicho en la oración. Son: pues, además, así pues, así que, etc.
Concesivas: Denotan que el hecho expresado en la oración principal se verificara. Son: Así, si, bien, siquiera, etc.
Comparativas: Expresan comparación. Son como, como sea, tal como, etc.
Casuales: expresan causa o razón. Son: que, pues, cuando, porque, pues que, etc.
La interjección.
Son palabras que equivalen a una oración, porque tienen sentido completo.
Son: ¡Ay! - ¡Ah! - ¡Oh! - ¡Huy! - ¡Bah! - ¡Hurra! – etc.
Existen las Conjunciones Propias e Impropias.

Existen dos: al y del.